El nuevo exorcista

El cardenal Rouco Valera acaba de promover la especialización de sacerdotes en un viejo oficio, que algunos ingenuos creían olvidado: el de exorcista de la Santa Madre Iglesia Católica y Apostólica. Cuando uno lo leyó en los periódicos, se fue derecho al calendario, por si algún trastorno sideral nos había colocado de repente en un 28 de diciembre. No, no era eso. Era un día cualquiera de mayo del año de gracia de 2013, después de Jesucristo. Tampoco se le conocen a este pastor madrileño cualidades de bromista inveterado. Más bien es de una seriedad inquietante, como que hay apuestas acerca de quien lo verá reírse por primera vez. Mal lo tienen los apostadores, pues sabido es que Jesucristo no ríe ni una sola vez en los evangelios, dando así ejemplo a los que quieran seguirle, como acaso el cardenal Rouco Varela. Así que es verdad. Tendremos nuevos exorcistas entre nosotros, por el bien de nuestras almas descarriadas. Eso sí, no de cualquier manera, sino después de haber comprobado “científicamente” que el demandante de esta ayuda extraordinaria no es víctima de una enfermedad mental cualquiera, sino de una posesión diabólica en toda regla (también conviene asegurarse de que el individuo o individua en cuestión no incurre en burla del sagrado principio del oficio, pues cachondos los hay muy capaces de ello). Así que conviene muy mucho andarse con cuidado. Repitámoslo: con todas las garantías científicas, es decir, con el concurso previo de un psiquiatra, que certifique que allí no hay dolencia vulgar de la mente, sino presencia real del Demonio. ¿Que cómo se manifiesta esto? Pues por signos externos indubitables, tales como despotricar de la fe cristiana, agitarse en convulsiones de rabia indómita, ejercer fuerza inhumana contra sus observadores y cosas por el estilo. Solo entonces el exorcista intervendrá, con sus asperges de agua bendita, mostración de la Santa Cruz, algún abstruso latinajo de por medio y órdenes perentorias al Maligno de que abandone raudo a la infeliz criatura. De momento, no ha trascendido ninguna otra práctica ni instrumento que implique violencia física. Todo ha de hacerse, repito, “científicamente”.

Este pastor de la Santa Madre Iglesia es el mismo que preside una Conferencia Episcopal que ha decretado, a través del Gobierno del PP, que la asignatura de Religión ha de impartirse en las escuelas de manera “científica”, esto es, equiparable en grado de dificultad al que tengan las Matemáticas, la Física o el estudio de la gramática. No por eso se abandona el propósito de evangelizar a nuestros indefensos niños en la doctrina de la Iglesia, sino que, además, ha de hacerse de esa manera científica. No se le alcanza a muchos cómo puede cohonestarse la religión, cualquiera de ellas, con el conocimiento positivo, pero esto es algo en lo que no debemos meternos, porque no nos corresponde. Ni hacer mofa de la cosa ni mostrar signos de intolerancia vehemente, no sea que cualquier día el episcopado de zona reclame la intervención de un exorcista sobre cualquier centro público que se oponga a los secretos designios de Rouco Valera. Ya estoy viendo al cura del maletín, con su hisopo y sus evangelios, su cruz grandecita y sus otros artilugios no declarados, por si acaso, acompañado, eso sí, por un psiquiatra, llegando a la reunión de una AMPA y preguntando:
-A ver, ¿aquí quién se opone a la asignatura científica de la Religión?




Videoteca
Entrevista en el programa `Saca la lengua´
Emitido el 19 de Noviembre de 2011 en la 2 de RTVE
Una breve visión de la biblioteca
El programa `El público lee´ de Canal Sur TV entrevista a A. R. Almodóvar a propósito de su biblioteca (25-09-2011)
La memoria de los cuentos
A. R. Almodóvar es el guionista de este documental emitido por TVE2 en el programa `Imprescindibles´ (18-03-2011)
Copyright 2017 Antonio Rodríguez Almodóvar
Todos los derechos reservados