El Muro
Cuento de Navidad

Creyó el prócer de cabello amarillo que bastaba con desear para obtener. Que con el inmenso poder que acumulaba, un chasquido de sus dedos era bastante a edificar, doblegar, deshacer… Sus promesas a una muchedumbre encendida le autorizaban. Empezó por menudencias tales como devolver a las mujeres a las galletas, obligar a los negros a viajar de pie,  a rezar todos al único Dios del Dinero.

Un  día, con motivo de la Navidad,  fue a una escuela a propagar los valores del cabello amarillo y a combatir el esplendor musical de las cigarras, en pro de las hormigas.  Un niño de piel tostada y ojos no azules le dijo que si quería que le contara un cuento. El prócer, magnánimo, consintió. Y el niño empezó a contar:

            -Había una vez una rata que no quería ser rata. Rogó al hada madrina de los múridos que la convirtiera en un humano de piel zanahoria, con  los bolsillos a rebosar de monedas de oro. Y lo convirtió. Preguntó entonces el caballero que quién era el más poderoso del imperio. “Es el Sol”, le dijeron. “Pues quiero apoderarme del Sol”. Y dijo el Sol: “No, más poderoso que yo es la nube que me tapa”. Y dijo la nube: “No, más poderoso que yo es el viento que me lleva y me trae”. Y dijo el viento: “No, más poderoso que yo es el muro que me detiene”.

            -¡El muro! –Exclamó el prócer, acordándose de algo. Y salió corriendo. Tenía que construir un muro en la frontera del país vecino, tal como había prometido a sus fervientes seguidores. Un muro largo, largo,   que se viera desde la Luna. Y lo hizo.

            Pero como se había ido de aquella  escuela sin escuchar el final del cuento -y nadie puede sufrir un cuento sin final-, volvió y  preguntó a aquel niño en qué quedaba la historia. Y el niño siguió contando:

            -Entonces dijo el muro: “Más poderoso que yo son los ratones que me agujerean”. “¡Pues entonces quiero apoderarme de los ratones!”, dijo aquel  señor. De inmediato el hada madrina lo convirtió otra vez en rata, para que le fuera más fácil. Pero entonces llegó un gato y se la comió”.

El prócer se quedó pensativo. En ese momento lo llamaron por el móvil. Atendió y escuchó: “Señor, del otro lado del muro ha llegado una miríada  de ratones, que han roído los cimientos  y lo han derribado. Solo hemos podido detener a un muchacho que tocaba en una flauta un aire jovial, muy jovial.” 



Videoteca
Entrevista en el programa `Saca la lengua´
Emitido el 19 de Noviembre de 2011 en la 2 de RTVE
Una breve visión de la biblioteca
El programa `El público lee´ de Canal Sur TV entrevista a A. R. Almodóvar a propósito de su biblioteca (25-09-2011)
La memoria de los cuentos
A. R. Almodóvar es el guionista de este documental emitido por TVE2 en el programa `Imprescindibles´ (18-03-2011)
Copyright 2017 Antonio Rodríguez Almodóvar
Todos los derechos reservados